jueves, 24 de marzo de 2011

Amenazada la etnia de los huicholes

Armando Altamira G.

Los lugares donde se asientan  los huicholes son asediados por una compañía canadiense para explotar minerales y el narcotráfico también está invadiendo sus santuarios. Esto lo denunció recientemente un grupo de huicholes ante integrantes del comité ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de la UNAM. Esta etnia es una de las culturas más interesantes, porque fueron las que heredaron de los chichimecas y su religión es solar.
     Enfrentan el problema de que sus sitios están siendo atacados, no han sido reconocidos por el gobierno federal ni por las instituciones. Peor aún, la amenaza que viven es la autorización del gobierno federal que otorga concesiones para la explotación de yacimientos de plata a una empresa canadiense en uno de sus santuarios, que es Virikuta.
    

Mauricio Ramírez, gobernador tradicional suplente de la comunidad indígena de San Andrés Coamiata, del estado de Jalisco, encabezó una delegación de huicholes que se hizo presente en el STUNAM. Antes  estuvo  en la Cámara de Diputados y fueron recibidos por las fracciones parlamentarias del PRD y PAN.
     Éstos los canalizaron con el presidente de la república, porque otros de los puntos que están denunciando los huicholes es que sus comunidades están siendo atacadas por el narcotráfico. La delincuencia  ha quemado y asaltado las tiendas Liconsa en El Mezquital, Durango, y  aterrorizado a la población.
     En San Andrés Coamiata, Jalisco, atacaron los Zetas y  les fueron robados vehículos. Continuamente las comunidades son agredidas por este tipo de delincuencia. Dijeron que aquí hay  zonas productoras de goma, de la amapola, y   mariguana. Contratan fuerza de trabajo, sin mezclar a los huicholes, y para que estos trabajadores no identifiquen esos lugares los asesinan.
     Lo que los huicholes piden, entre otras cosas, es reforzar sus órganos de seguridad, que son los tupiles. Estos son el equivalente a la policía. Cuentan con comunicaciones y con vehículos para reforzar su policía comunitaria, tanto para resguardar la disciplina interna como para que se defiendan de las bandas organizadas.
     El objetivo de nuestra presencia en la ciudad de México, dijo Mauricio Ramírez, es para plantear algunas de las necesidades más prioritarias de la comunidad. Venimos a pedir su apoyo para la defensa de Virikuta. Para nosotros, los huicholes, los lugares que habitamos están en San Blas, Nayarit, Chapala, Jalisco, el Mezquital, Durango, Virikuta o Real del Catorce en San Luis Potosí. Lo que queremos es que se nos respeten los lugares sagrados ya que son de suma importancia para nosotros los huicholes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada